¿Cómo importar vino a México?

¿Cómo importar vino a México?

México es una economía latinoamericana plagada de oportunidades de negocio para el comercio. Un enorme mercado de consumo con una clase media en crecimiento significa que los ciudadanos mexicanos están comprando más. Tradicionalmente, el tequila y la cerveza han sido las bebidas preferidas de México. Sin embargo, el vino está ganando popularidad en el mercado de las bebidas alcohólicas.

Teniendo en cuenta que ningún país tiene más tratados de libre comercio que México, ahora es un buen momento para que los enólogos consideren expandir sus distribuciones a nivel internacional. Aquí te mostramos cómo importar vino a México.

Crea un plan de negocios

Antes de comenzar el proceso de importación, es importante que tengas un plan de negocios. Debes completar una investigación de mercado sólida y buscar distribuidores, minoristas y canales de comercialización. ¿O asumirás el papel de importar y distribuir tú mismo? Incorporar una empresa en México puede brindarle más control y conocimiento sobre el proceso.

A continuación, identifica tu mercado objetivo ya que México es un país muy grande geográficamente, y la demografía varía mucho. Identifica dónde se encuentra tu mercado objetivo y evita posicionar tu producto donde no existe un mercado. Define tu propuesta de valor cuidadosamente. ¿Por qué los clientes deberían elegir tu vino sobre otros de otros países y de otras variedades?

 

Antes de comenzar a importar vino

1. Regístrate con las autoridades locales

* Registrarse en el Registro Federal de Contribuyentes: Este es el registro de contribuyentes en México. Este servicio es gratuito y se registra en línea a través del SAT (Servicio de Administración Tributaria).

* Regístrese en el Padrón de Importadores: Para iniciar el proceso de importación en México, debes registrarte en el Registro Oficial de Importadores (Padrón de Importadores). Esta es la lista oficial de empresas autorizadas para importar mercancías a México y significa que el importador también está registrado ante el SAT (Servicio de Administración Tributaria), la autoridad fiscal mexicana. Esto significa que deberás ser un contribuyente registrado (y haber pagado todas las obligaciones fiscales) y cumplir con cualquier otro requisito de comercio exterior aplicable establecido por la Ley de Aduanas y el SAT.

El proceso de importación en México

2. Definir código HS

México utiliza el Sistema Arancelario Armonizado (código SA) como sistema de clasificación para clasificar los productos de importación y exportación. El código de ocho dígitos determina las condiciones de importación, como los aranceles. Debes definir tu código HS para todos tus artículos que planeas importar.

Los cuatro dígitos iniciales para el vino de uva son 2204. Los códigos difieren según la composición y el uso de un producto. Los dos últimos dígitos se asignan a cada país.

3. Declara el valor de tus bienes

Antes de importar, debe presentar un manifiesto por escrito a tu agente de aduanas elegido, detallando el valor de sus bienes a importar. Esto es para fines aduaneros. Debes conservar una copia de este manifiesto. También necesitas obtener información y documentos para probar que el valor que declaraste se determinó de conformidad con las disposiciones de la Ley de Aduanas.

4. Proporciona los documentos correctos

El documento de importación (Pedimento de importación) es clave para el papeleo del proceso de importación. La pieza oficial de documentación es requerida para todos los bienes importados y exportados y deben ser llenadas por tu agente de aduanal mexicano. Posteriormente, debe ser aprobado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. El documento de importación finalmente confirma la importación legal de la mercancía.

Tu documento de importación debe ir acompañado de la siguiente documentación:

* Factura Comercial: Esta factura incluye lugar y fecha de emisión, nombre y domicilio del destino final, descripción comercial detallada, nombre y domicilio del vendedor

* Certificado de Origen: Identifica el origen de los alimentos. Las mercancías que llegan a México desde América del Norte deben estar acompañadas de un Certificado de Origen NAFTA. Igualmente, las mercancías que lleguen desde países de la Unión Europea deberán ir acompañadas de un Certificado de Origen EUR.1.

* Lista de empaque: una lista que especifica el contenido del envío, incluido el número de unidades, las dimensiones, los números de serie, las piezas y la información de la marca.

* Certificado de Peso y Volumen

* Bill of Landing: documento emitido por un transportista para acusar recibo de un envío de mercancías. Sirve como documento de título y el suministrado lo enviará al transportista una vez pagada la mercancía.

5. Documentación adicional

* Certificado de Aprobación de Exportación: demuestra que el vino ha sido autorizado para ser exportado a México.

* Tratados de Libre Comercio: si su producto es elegible para un arancel externo común, producir un certificado de origen puede ayudarlo a acceder a los beneficios de un tratado de libre comercio con el país exportador. Los países que forman parte del CPTPP pueden acceder a aranceles cero para ciertos productos vitivinícolas.

* Certificado de Análisis y Registro Sanitario: el gobierno mexicano exige que todas las marcas cumplan con los estándares de calidad y sanidad. se requiere documentación del país exportador y del productor de vino.

* Los vinos orgánicos deben tener un Certificado Fitosanitario Internacional (Certificado Fitosanitario Internacional (CFI)) que certifique que no se han utilizado pesticidas o productos químicos agregados.

6. Aduanas claras

Luego, sus productos se enviarán a través de un despacho Aduanal (Despacho Aduanero). Una vez autorizado, debe considerar sus opciones de distribución en México.

Después de que su vino haya sido importado a México

7. Encuentra soluciones de almacenamiento

El vino requiere almacenamiento especializado y puede verse afectado negativamente por temperaturas extremas o una mala manipulación. Asegúrate de que tus distribuidores almacenen adecuadamente tu vino para preservar su calidad.

8. Encuentra distribuidores

Los distribuidores asumen el papel de vender vino a minoristas y restaurantes. Tómate el tiempo para buscar el distribuidor adecuado que esté bien conectado dentro de la industria del vino y tenga contactos de calidad. Hará toda la diferencia para tu vino. El conocimiento demostrado del vino y las habilidades de venta desarrolladas impulsarán tu vino a las mejores posiciones para llegar a su mercado objetivo.

9. Encuentra minoristas

* Tiendas Departamentales: Tu vino podría terminar en los estantes de una pequeña boutique de vinos, o en un Costco grande que compra a granel. Las tiendas departamentales también son comunes en México, con tiendas de lujo que venden marcas premium de alcohol y vinos finos. El tipo de minorista al que debe dirigirse depende del posicionamiento en el mercado de tu vino. También puedes beneficiarte de las tiendas en línea que operan estos minoristas. Diferentes tiendas ofrecen oportunidades, como asistencia personal y promociones.

* Restaurantes: Tu vino también podría venderse a restaurantes para que aparezcan en sus listas de vinos. Si bien es la forma más costosa de comprar vino, los meseros y sumilleres calificados pueden comercializar tu vino de una manera personal que los minoristas tradicionales no pueden. La combinación de comida y vino también es otra forma de comercializar tu vino en los restaurantes. Tienes la opción de vender solo por botella o también por copa.

* Hoteles: Los hoteles con restaurantes y bares de alta cocina también buscan vinos de buena reputación para sus cartas de vinos. Además, los grandes hoteles como JW Marriott Hotels y el Sheraton han creado clubes de vino y envían a sus clientes trimestralmente. Hyatt Hotels & Resorts incluso se asoció con un distribuidor para crear su propio vino de marca para sus restaurantes. Los hoteles son minoristas que brindan una gran cantidad de oportunidades para los distribuidores.

10. Comercializa tu vino

Da a conocer tu marca de vino. Participa en ferias y concursos. Ser capaz de vender su vino con un elogio o premio te ayudará a destacarte en el estante. Las redes sociales son ahora una plataforma estándar utilizada para promocionar productos. La publicidad y la marca innovadoras son esenciales en el mundo digital actual.

Llega a los consumidores finales, así como a los restaurantes y hoteles que buscan nuevos productos. Anima a tus distribuidores a participar en sesiones de degustación.

 

Nota:
El contenido de este artículo está destinado a proporcionar una guía general sobre el tema. El consejo de especialistas como 360 Trading, deben ser consultados de acuerdo a sus circunstancias específicas.

Fuentes:
IDC Online: https://idconline.mx
The Food Tech – https://thefoodtech.com
El correo del vino – https://elcorreodelvino.com
IVACE – https://www.ivace.es