¿Cómo Montar una Tienda en Línea de Productos Chinos?

¿Cómo Montar una Tienda en Línea de Productos Chinos?

Cuando se busca obtener productos de China, es posible que el proceso te vaya a confundir o hasta abrumar. Después de todo, China es un país enorme y demasiadas empresas fabrican todo tipo de artículos. Además, la barrera del idioma a menudo puede ser un problema.

Sin embargo, ya seas un empresario experto, un entusiasta del comercio electrónico, o simplemente tengas curiosidad; siempre se puede aprender a obtener todo lo que necesitas mientras al mismo tiempo puedes disfrutar de grandes ganancias.

Pero debes tener una estrategia correcta y evitar errores comunes, o podrías perderte de las mejores oportunidades disponibles que hay en ese gigantesco mercado asiático. Es por eso que ponemos a tu disposición estos pasos para ayudarte a ponerte en una mejor posición y ganar más dinero en menos tiempo.

 

Investiga el Mercado

Tu primer paso para ganar dinero vendiendo productos chinos en línea es la investigación. No puedes omitir este paso si deseas rentabilidad, porque muchas empresas y empresarios ahora venden productos que compiten entre sí ferozmente. Si ingresas a un nicho abarrotado, simplemente tendrás dificultades para mantener los márgenes necesarios para llegar a la cima de la cosecha.

Al investigar, primero averigua lo que quiere el mercado. Para ello, puedes buscar en distintas plataformas en línea sobre los 100 mejores productos de cualquier categoría o consultar a expertos como 360 Trading. Si no estas en uno de estos 100 principales, entonces probablemente no se vaya a vender lo suficiente como para que puedas ganarte la vida con él.

Una vez que hayas encontrado un producto que se ajuste a tus criterios, deberás tener también en cuenta que debes adentrarte en un sector que personalmente sientas que sabes mucho.

Por ejemplo, si eres un entrenador físico personal, sería prudente investigar sobre suplementos nutricionales en lugar de herramientas de jardinería. También, deberás encontrar un producto que tenga suficientes clientes para proporcionarle ventas y no elegir algo en lo que solo las empresas multimillonarias puedan competir.

Para ello, trata de elegir un producto al que puedas darle un toque personal. Esencialmente, lo único que cambiará será el marketing y te permitirá diferenciarte de la competencia. Cuando hayas encontrado un producto entre los 100 mejores de tu categoría, que le puedas dar tu toque marketing diferente, y con el que tengas más experiencia, con eso tienes para pasar al siguiente paso.

 

Ponte en Contacto con los Fabricantes Chinos

Todo lo que necesitas hacer es ir a sitios web como Alibaba, una enorme plataforma en línea que te conectará con miles de fabricantes calificados en China de cualquier producto. Puedes chatear con ellos, buscar diferentes criterios (como los años que han estado en el negocio, su calificación de calidad, las opciones de pago y más). Debes limitarlo a tres o cuatro fabricantes que tengan elementalmente imágenes de productos similares a los que deseas.

Luego, envíales un mensaje solicitándoles una cotización, con número de unidades que deseas pedir y un tiempo estimado de entrega.

Si te diste cuenta, todavía no se mencionó el pedido de una muestra. Simplemente deseas probar qué tan responsiva es la fábrica a la comunicación. La comunicación rápida y clara es esencial cuando se compran productos de China. Un retraso en el envío o en la producción podría provocar que tus clientes no reciban los artículos que ordenaron. Este problema podría crearte un desastre y arruinar tu negocio incluso antes de que comience, especialmente ahora que los clientes pueden revisar su servicio en línea en cualquier lugar.

Por lo tanto, solo selecciona empresas que sean rápidas en sus respuestas antes de pasar al siguiente paso.

 

A Negociar

La razón por la que no mencione la palabra «muestra» en la sección anterior es porque no vamos a querer que el fabricante con el que se está contactando piense que no le vas hablar en serio.

Todos los días, las empresas chinas reciben toneladas de correos electrónicos y mensajes solicitando muestras y, a menudo, tienen una persona a cargo que solo está probando la veracidad de estos correos, además de que no tienen el dinero para invertir en tantas muestras.

Las fábricas ganan dinero con grandes volúmenes, ya que sus precios suelen ser bajos. Por lo tanto, debes proyectar la idea de que estas planeando ir a lo grande desde el principio. Una vez que hayas seleccionado las pocas empresas a las que te gustaría comprar.

De hecho, nunca debes usar esa palabra “muestra”. Enmarca el pedido de muestra como un «pedido inicial» para probar la calidad del producto. Es lo mismo en realidad, pero el lenguaje que usas con los fabricantes afectará la seriedad con la que te vayan a tomar. Debes intentar pedir 50 unidades o más para tu primer pedido. Pedir solo uno o dos productos dará la impresión de que no tienes solvencia para invertir.

 

Pedir Muestras

Cuando hayas recibido las cotizaciones de los fabricantes, es hora de elegir el mejor precio y ordenar tu primera pedido. Seleccione la ubicación, ya sea un almacén o tu hogar o negocio, y simplemente envíeles un mensaje preguntándoles dónde y cómo enviar el pago y cuál debe ser la fecha de entrega. Después, simplemente esperas a que llegue el producto.

En este tiempo de inactividad, puedes trabajar en tu nuevo sitio web, su redacción, tu estrategia de marketing y otros aspectos.

Cuando finalmente llegue el pedido inicial, inspecciona al menos cinco o diez unidades para verificar el nivel de calidad. Lo último que deseas son productos dañados o endebles. Si no estas satisfecho, debes comunicarse con la fábrica y solicitar cambios o simplemente pasar por cada una de las otras fábricas potenciales hasta que encuentres una que cumpla con tus expectativas.

 

¿Y la Logística Internacional?

Siempre debes preguntar todo lo referente a la logística con tu proveedor que te permita tener tu producto sin ningún problema. Temas tan importantes como permisos para importar, certificados de origen, requisitos aduanales, clasificación de tus productos, aranceles, impuestos, costos, tipo de transporte, etc. Todo esto lo puedes arreglar con toda tranquilidad con tu proveedor, o siempre tener el apoyo de profesionales como 360 Trading harán que tus transacciones internacionales no sean un problema para ti.

 

Publicita tu Producto

Cuando tienes la cadena de suministro y logística perfecta con una empresa china en la que confías, estarás cerca de estar en el negocio.

Lo único que queda por hacer ahora es crear publicaciones de tu producto y vincularlo a un botón de “comprar ahora”.

Primeramente, deberás tomar algunas fotos geniales de tu producto, cuantas más fotos, y de mayor calidad, mejor. Esta es una de las formas clave de hacer que tu artículo se destaque en un mercado en línea competitivo. Contrata a un fotógrafo o usa tu propio teléfono si es necesario, pero haz que suceda.

Ahora, crearás una descripción del producto. Al escribir esto, enumerarás las características reales del producto físico. Por ejemplo, puede crear una lista con viñetas y agregar una viñeta para cada característica, como color, dimensiones, peso, recubrimientos especiales, garantías, etc.

También deberás conectar las funciones, que son simplemente características, con los beneficios reales que obtendrá tu cliente.

Puedes crear tu sitio web en Shopify, WooCommerce, o WordPress que son excelentes opciones. Sin embargo, no tienes que limitarte a tu propia tienda cuando estés comenzando, necesitará otras fuentes de ventas online. Así que ve a donde ya está el tráfico. Puedes publicar en EBay, Amazon o en cualquier otro lugar les permitan a vendedores individuales publicar sus productos.

Cuantos más sitios promociones, más personas verán tus productos y las comprarán. Esto no es ciencia espacial, y trata de dominar un canal antes de pasar al siguiente.

 

Analiza las Ventas

Bien, entonces has invertido en tu primer producto. Lo has publicado. Ahora lo único que importa son las ventas.

¿Estás haciendo alguna?, ¿Está despegando como un cohete o tu producto se está desmoronando gloriosamente?, ¿Sabes si vale la pena continuar o no? Lo puedes decidir mirando los números.

Calcula todos tus costos, incluidos marketing, contratación, envíos, tarifas del sitio web y más. Divide tu costo por la cantidad de productos que has vendido. Este es tu costo por producto. Ahora mira cuánto dinero te queda en ganancias una vez que deduces el costo de cada producto. Esto te dará los datos que necesitas para el paso final.

 

Reordenar o Cambiar

Cuando estas ganando más de lo que gastas, está listo para comenzar; o cuando estás perdiendo dinero en cada producto, tiene que tomar una decisión difícil. Podrías arriesgarte unos meses más y pedir más inventario, pero podrías perder más dinero.

En caso de duda, siempre cambia. Vende el resto de tu inventario y usa el dinero sobrante para comprar un producto diferente de China. Quién sabe, el próximo podría ser tu golpe de suerte. Cuando se trata de obtener productos de China, hay muchas piezas en movimiento. Una vez que sepas qué hacer, puedes moverse rápidamente con confianza y precisión. Sin embargo, si falla alguno de los pasos anteriores, estas condenado a perder dinero y tiempo.

 

Nota:
El contenido de este artículo está destinado a proporcionar una guía general sobre el tema. El consejo de especialistas como 360 Trading, deben ser consultados de acuerdo a sus circunstancias específicas.

Fuentes:
THE LOGISTICS WORLD – https://thelogisticsworld.com
INCEA – https://www.incea.org.mx
CHINA BRIEFING – https://www.china-briefing.com
TRANSPORTE.MX – https://www.transporte.mx